Despertarte, ir a clase, estudiar, trabajar, reuniones, comer rápido, hacer la compra, acostarte, despertarte…

Y así todos los puñeteros días durante meses.

Modo zombie activado

A veces desearía que se abriera un boquete en el suelo y me absorbiera hasta dejarme en el polo norte, ahí con los pingüinitos esos que aparecen en los documentales.

O que una nave astronauta me abdujera y me soltase encima de una hamaca debajo de una palmerita en medio de una playa desértica con un mojito bien fresquito en la mano.

He estado haciendo cuentas y creo que hay una posibilidad entre tres billones de que algo de esto ocurra, así que me conformaré con poner el aire acondicionado cuando esté en casa y tener que pagar el piquito de más de la factura de la luz.